999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Tipos de piscinas

    Construir una piscina en casa requiere tener en cuenta una serie de factores importantes, como puede ser el material del que estará conformada, su tamaño o su forma, por ejemplo.

    Existen muchos tipos de piscinas y a veces puede resultar todo un reto encontrar aquella que se ajusta más a tus necesidades y preferencias. Es por esto que te queremos ayudar a elegir el tipo de piscina más adecuado según tus necesidades.

    Proyecto de interiorismo y decoración hotel Baix Empordà

    Piscinas de obra

    Piscinas de hormigón

    Existen dos tipos principales de piscinas de hormigón: Las que son de hormigón gunitado y aquellas de hormigón encofrado. La diferencia entre ambas reside básicamente en el proceso de creación de cemento así como en la aplicación de este.

    La ventaja principal de construir nuestra propia piscina con hormigón es su durabilidad, así como la posibilidad de poder jugar con su forma y tamaño y personalizarla al máximo, añadiendo todos los complementos que necesitemos (escaleras, filtros para su limpieza, etc.).

    Sin embargo, existen una serie de desventajas que deberás tener en cuenta si quieres instalar una piscina de hormigón en tu casa:

    En primer lugar, su plazo de construcción es mucho mayor que el de otras piscinas y que este puede durar meses, sobre todo si surgen complicaciones de algún tipo al remover el terreno.

    Asimismo, la garantía de una piscina de hormigón suele ser de unos 10 años, menor que en otras piscinas, como las de acero. Además, su precio suele ser un poco más caro.

    Sin embargo, una de las características de las piscinas de hormigón es, precisamente, su capacidad de permanencia en el tiempo sin estropearse y la facilidad que nos supone su mantenimiento.

    Proyecto rehabilitación e Interiorismo casa Baix Empordà

    Piscinas prefabricadas

    Piscinas de poliéster y fibra

    Las piscinas prefabricadas han obtenido un aumento considerable en sus ventas durante los últimos años a causa de las ventajas y garantías que ofrecen, como su alta resistencia y la facilidad y rapidez en su instalación.

    Las piscinas prefabricadas suelen ser construidas en una sola pieza, con una mezcla de fibra de vidrio de alta resistencia y resina de poliéster. Dependiendo del tipo de fabricante el grosor de la piscina suele ser mayor o menor. Así, cuanto más grosor, menos probabilidad existe de que la piscina se agriete.

    Una de las mayores ventajas de este tipo de piscinas es su adaptabilidad ante cualquier condición y climatología. Esto las convierte en las piscinas más instaladas en el Norte de Europa.

    También puede interesarte:  Los complementos: la herramienta para dar vida a un dormitorio 

    Además, resultan muy fáciles de limpiar y mantener, de forma mucho menos costosa y más sencilla. 

    En el caso de este tipo de piscinas, existen una gran variedad de formas que también te permitirán jugar con estas: Rectangulares, ovaladas, con escaleras y/o jacuzzi integrado, etc.

    Asimismo, su instalación no suele durar más de 5 días, siempre dependiendo del tipo de instalación que hay que hacer, así como de los complementos que queremos añadirle.

    Sin embargo, existen algunas desventajas en este tipo de piscinas como, por ejemplo, que pueden llegar a decolorarse con el tiempo. Además, en función de la marca elegida, es posible que aparezca ósmosis, una reacción que produce el poliéster y que provoca la aparición de ampollas en la superficie del casco de la piscina.

    Piscinas desmontables 

    Piscinas de madera

    Otra opción, en este caso de superficie, son las piscinas desmontables con exterior de madera. Estas presentan una serie de ventajas con respecto a las de hormigón y las de fibra que las convierten, en muchas ocasiones, en una opción a tener en cuenta a la hora de elegir una piscina para nuestro hogar.

    Las piscinas de madera, cada vez más, ofrecen un revestimiento exterior más resistente y duradero al paso del tiempo. Muchas de las maderas utilizadas para fabricar este tipo de piscinas (roble y pino) suelen proporcionar una durabilidad de más de diez años, garantizando una estructura de piscina fiable, resistente y duradera.

    Asimismo, las piscinas de madera desmontables suelen ser muy versátiles, proporcionando la posibilidad de jugar también con las formas. Así, existen diseños redondos, rectangulares y cuadrados. Su diseño exterior, gracias a la madera, también puede ser muy personalizable, brindando la posibilidad de añadir acabados elegantes, rústicos y/o modernos.

    Las piscinas de madera pueden añadir un plus decorativo a tu jardín y, además, no es necesario montarlas y desmontarlas todo el tiempo, sino que las podrás dejar instaladas durante todo el año.

    Finalmente, este tipo de piscinas admiten cualquier tipo de complemento y/o accesorio, como escaleras o luces y su cuidado es prácticamente el mismo que el de una piscina de obra.

    Justo ahora acabamos la temporada de baño y es el buen momento para empezar a pensar en la posibilidad de de hacer una inversión para nuestro jardín o patio.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies