999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Purismo vs Eclecticismo estilístico en interiorismo

    El interiorismo es un reflejo del estilo de vida de las personas y por lo tanto, toda propuesta estilística está estrechamente ligada a un momento determinado.

    Lo que hoy es tendencia, de aquí a 10 años habrá variado y se llevarán otras tonalidades y propuestas estéticas. Estar a expensas de la moda puede ser un aliciente para aquellas personas apasionadas por el interiorismo, pero para muchas otras es una fuente de inseguridad ya que esperan un mayor rendimiento en el tiempo del dinero que invierten en renovar sus espacios.

    Para quienes quieren maximizar su inversión, lo ideal sería conseguir conjugar atemporalidad con contemporaneidad. Es decir, ser capaces de definir una propuesta de diseño interior de aspecto contemporáneo que sobreviva bien el paso del tiempo y que al cabo de 10 años se siga viendo actual.

    Para ello proponemos algunas estrategias generales:

    Camaleón

    Salón-con-cocina-abierta-y-comedorUn apartamento singular en el centro de Barcelona

    Optar por una base neutra que caracterizar con elementos y complementos de fácil sustitución. De este modo podemos renovar nuestro espacio tan solo cambiando algunas de las piezas de mobiliario y adaptarlas a las tendencias del momento sin que desentonen con el conjunto.

    Vikingo

    Redistribución de un ático luminoso en el centro de Barcelona

    Optar por un estilo nórdico que sobreviva el paso del tiempo. El diseño nórdico, a pesar del auge de los últimos años, lleva entre nosotros desde la década de los años 50 del siglo XX y sigue vigente. Aunque se trata de un estilo que está perdiendo fuerza ante propuestas actuales, es la apuesta más segura para conseguir fácilmente conjugar atemporalidad y contemporaneidad.

    Clásico

    Podemos optar por quedarnos en un tiempo pasado imperturbable al transcurrir del tiempo. Si el estilo nórdico se mantiene contemporáneo, podemos optar por buscar la atemporalidad en el clasicismo y por lo tanto renunciar a la contemporaneidad de la propuesta. El estilo clásico no nos representa mucho, pero al igual que el estilo nórdico es una propuesta estética aún utilizada en la actualidad. Si el estilo nórdico mantiene una mirada contemporánea, el estilo clásico mira indudablemente hacia el pasado.

    También puede interesarte:  Decoración del hogar: Ideas para colocar los muebles en el salón

    Al margen de estas tres estrategias que tratan de buscar tonalidades grises entre el purismo y el eclecticismo que anuncia el título de esta entrada, otras estrategias más arriesgadas por su vigencia o coherencia son el purismo y el eclecticismo estilístico en interiorismo.

    Purismo

    La otra opción es adoptar abiertamente alguna propuesta estética del momento y reproducirla sin temor al paso del tiempo. En ese caso, la autenticidad de la propuesta contextualizará por sí sola el espacio y se dará a entender como lo que es: un producto concreto y situado de una propuesta estética claramente identificable. Lo importante es entonces asumir que en algún momento dejará de ser actual, pero continuará siendo un ejemplo auténtico y coherente de una determinada corriente estética y estilística.

    Contrariamente a lo que podemos pensar, copiar no siempre es fácil. Requiere captar claramente los parámetros y elementos de una propuesta estética y saber reproducirlos de forma coherente. Cualquier elemento fuera de esta lógica desmerecerá el conjunto. De este modo, sumarse a una tendencia en estilismo requiere esta capacidad para reconocer, pero también para hacerse propias las pautas y ser capaz de incorporar piezas que amplíen la variedad coherente dentro de un mismo conjunto.

    Eclecticismo

    Nosotros siempre defendemos la calidad y la singularidad y eso requiere arriesgar y no limitarse a reproducir lo existente. En este sentido, se asume un riesgo que solo la experiencia y el buen gusto permiten reducir, aunque nunca eliminar.

    Interiorismo Apartamento moderno e industrial en Gracia

    El camino hacia la singularidad nos lleva ineludiblemente hacia el eclecticismo, es decir, a escoger elementos de diferentes corrientes en una propuesta coherente. Ser capaz de desarrollar un estilo propio es encontrar tu propia receta incorporando innovaciones y variaciones que ofrecen un resultado único, singular.

    Es cierto que todo pasa y la reproducción de una misma receta cansa a cualquiera. En la continua actualización, en el ajuste continuo de las recetas habituales y en la propuesta y la innovación está el aliciente de una profesión creativa como la nuestra.

    Purismo vs Eclecticismo estilístico en interiorismo
    5 (100%) 1 vote

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies