999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Puerta corredera y vitrina: un comodín discreto para reconfigurar tu hogar

    Un interruptor arquitectónico para integrar o dividir espacios

    ¿Qué sentido tiene una puerta corredera y vitrina? En el momento de proyectar la arquitectura e interiorismo de una vivienda, en Coblonal Interiorismo siempre intentamos comenzar desde preguntas que nos hagan salir de los esquemas previos, para encontrar más funcionalidades, para ir más allá y encontrar el óptimo distributivo que conjugue las posibilidades físicas de la vivienda, del presupuesto previsto y las necesidades del cliente.
    El resultado debe ser un espacio vital y orgánico cuya forma se adapta y evoluciona con las prácticas de las personas que lo habitan.

    En este sentido, para cada proyecto es vital el tiempo dedicado a pensar, a preguntarnos y encontrar nuevas soluciones ¿Cómo? intentando mirar la función y la estética desde otra perspectiva.
    Nuestra experiencia nos ha proporcionado ciertas fórmulas flexibles que utilizamos en el momento de imaginar estos proyectos y la mejor manera de construirlos. Una de estas fórmulas se basa en encontrar un interruptor dinámico, que modifique el espacio de manera orgánica. En esta ocasión hablamos de la puerta corredera…un elemento del que nos confesamos devotos en nuestro estudio de arquitectura e interiorismo en Barcelona.
    ¿Quieres conocer cómo puede ayudar a reconfigurar el espacio una puerta corredera?,¿Y qué valor añadido puede aportar en tu hogar? En el post de hoy te contamos, en base a nuestra experiencia, la versatilidad de las puertas correderas para transformar el espacio disponible adaptándolo a las dinámicas vitales.

    Puertas Correderas: cuando la forma cambia con el uso

    Las personas no somos las mismas a lo largo del día, así como las actividades que hacemos evolucionan de un momento a otro.
    Entonces ¿por qué los espacios no evolucionan con nosotros? Es una de las claves que nos ayudó a integrar este elemento en los proyectos, el cual, como un interruptor desencadena nuevos estados en la fluidez funcional y estética de una vivienda. Estados que se logran con el simple hecho de cerrar o abrir la puerta. Una puerta que construimos a medida con el mobiliario y por ello queda totalmente integrada en ambos estados. Hoy nos centramos en un tipo de puerta corredera que funciona como transición perfecta entre la cocina y el salón comedor: la puerta corredera y vitrina.

    Las puertas correderas, lejos de ser tan solo un elemento contenedor y cerrador, se convierten, según su diseño y elección, en un elemento que puede modificar y armonizar el aspecto de la estancia, así como su funcionalidad.

    La simbiosis de la puerta corredera y vitrina cerrada

    Tal y como te comentábamos, gracias a la creación a medida de la puerta corredera en base al entorno, una vez se cierra, queda totalmente integrada dentro del mobiliario a medida, lo que permite crear espacios más íntimos gracias a esta opción divisoria de las puertas correderas.
    Desde el punto de vista divisorio, más si son de dimensiones importantes, ofrecen la posibilidad de dividir un espacio o mantenerlo abierto con un impacto visual mínimo. La posibilidad de abrir totalmente el espacio global sin puertas por en medio y hacerlas aparecer si conviene dividir y cerrar espacios interiores resultantes.
    Como ejemplo, en el proyecto de Interiorismo y ejecución de obra Integral en una vivienda unifamiliar, esta puerta de metal y vidrio foto inferior- ofrece un antónimo y un complementario al comedor y la cocina. Por un lado, su estilo se complementa y contrasta con la vivienda, pero gracias al vidrio devuelve una panorámica seductora en ambos sentidos, además hacer los espacios más luminosos. En el momento que se cierra, se integra con el armario del salón como una vitrina expositora.

    En nuestro estudio, nos encanta diseñar y producir puertas que se integren como parte indisociable en el mobiliario diseñado. Buscamos tiradores especiales que permitan enrasar al máximo, siendo casi imperceptibles cuando están cerradas.

    También puede interesarte:  La distribución: factor clave para una habitación de hotel

    Un expositor inesperado con la puerta abierta

    En cuanto al enfoque integrador, gracias a la gran cantidad de opciones disponibles, las puertas pueden desaparecer e integrarse en el mobiliario como parte indisociable. Una opción que nos gusta especialmente en Coblonal Interiorismo.
    Así, en el proyecto que te mostramos a continuación, la puerta desaparece y se integra con el mueble expositor, lo que permite reconfigurar la vivienda y mostrar espacios que antes no estaban. La cocina se abre al comedor y al salón para adaptarse diferentes situaciones vitales y mejorar la comunicabilidad.
    .
    Una vez más, el elemento sorpresa se vuelve armónico para presentar nuevas posibilidades de uso y estéticas.

    ¿Dónde se puede sacar más partido las puertas correderas?

    Como verás, las puertas presentan una gran cantidad de usos que se adaptan a tus necesidades estéticas y vitales.
    En este sentido, en Coblonal Interiorismo creemos que la puerta corredera se puede adaptar a cualquier espacio que necesite una solución redistributiva que se integre con la vivienda.
    Así, la puerta corredera se puede emplear en cualquier estancia común o en rincones conectores que adquieren una nueva dimensión gracias a la concepción de los espacios abiertos.
    Esperamos que nuestra experiencia y reflexiones sobre la puerta corredera te ayude a decantarte por uno de los mejores comodines a la hora de personalizar tus espacios, que siempre se traduce en armonía vital.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies