999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Las mejores plantas y elementos para montar un jardín en un patio interior urbano

    Muchas veces entre el bullicio de la ciudad cuesta encontrar un lugar en el que estar tranquilos y en el que poder respirar. Conscientes de ello, muchos bares y restaurantes disponen de patios interiores convertidos en jardines interiores que permiten encontrar este ansiado momento de desconexión.

    Sin embargo, el montaje de un jardín interior puede resultar difícil y costoso en muchas ocasiones. Es por esto que hemos recopilado unas cuantas básicas a seguir para diseñar y construir un apacible jardín interior en un contexto urbano.

    Exteriorismo para un patio en el barrio del Farró de Barcelona

    Trucos para montar tu jardín interior

    A menudo, el espacio que disponemos en el interior de nuestros edificios, en los patios y terrazas no es lo suficientemente idílico para convertirlo en un jardín tan solo añadiendo unas cuantas plantas. Para recrear un jardín lo primero que podemos hacer es pensar una escena cromática y pensar con colores de las paredes y pavimentos en conjunción con el verde de la vegetación que estará presente. El color de pavimentos y paredes es un factor central, especialmente si no cuentas con un espacio muy grande o existen elementos estructurales a disimular. Así, para maximizar la sensación de amplitud y contraste, los tonos blancos o amarillentos para las paredes y el color teja o terrosos para el pavimento acostumbran a ser apuestas seguras para cualquier patio.

    Ostro aspecto fundamental es la distribución. Los elementos que formarán parte del jardín son los que distribuirán el espacio disponible. En este sentido es fundamental decidir si querremos una mesa, sillas, tumbonas, parasol, jardineras o tiestos. Estos elementos serán los que formarán pasos y delimitarán diferentes espacios dentro de los límites perimetrales del jardín.

    Lo que a todas luces resulta fundamental para crear un jardín urbano en cualquier patio o terraza en una acertada selección de plantas distribuidas adecuadamente en función del impacto del Sol, de las corrientes de aire, así como de la propia disposición estética del espacio. Las plantas trepadoras nos pueden ayudar a transformar paredes imponentes en jardines verticales. Y las plantas y flores aromáticas como el jazmín o la lavanda, son ideales para dar color y al mismo tiempo aroma que nos trasladen sensorialmente a un espacio pensado especialmente para desconectar del ajetreo cotidiano y relajarse, compartiendo una charla o leyendo la última novela que has comprado.

    Proyecto de interiorismo y decoración hotel Baix Empordà

    Las macetas, jardineras y separadores

    Los jardines de macetas son la opción más sencilla dado que siempre podemos ajustar si situación para conseguir el mejor resultado minimizando el riesgo. Además, las podemos tomar como piezas decorativas dado que las podemos encontrar en varios colores, formas, tamaños y materiales ganando protagonismo en el conjunto del jardín.

    Por otro lado, tenemos la opción de recurrir a jardineras. Estas son normalmente de obra y son una apuesta un tanto más arriesgadas ni no se tienen claras las condiciones climáticas durante todo el año del jardín. Pues contrariamente a las macetas, no las podemos mover si la planta que tiene no se adapta bien al lugar o no nos gusta su situación. En ese sentido, siempre es recomendable partir del asesoramiento de profesionales que validen el diseño del jardín. En nuestro estudio de interiorismo, contamos con profesionales acreditados que nos ayudan a diseñar jardines singulares adaptados a cada entorno y proyecto.

    También puede interesarte:  PUBLICACIÓN DEL PROYECTO DE INTERIORISMO Y DE REFORMA INTEGRAL DE UN DUPLEX EN L'EIXAMPLE

    Por otro lado, en ciertos patios urbanos la separación con los patios contiguos es una condición indispensable por razones de seguridad, intimidad y estética. En ocasiones hemos aprovechado estas separaciones para incluir jardineras en el perímetro, haciendo que la propia vegetación nos ayude en todos los propósitos mencionados.

    Plantas y flores: bienestar e impacto estético

    Puedes crear jardines separados para flores, plantas y hierbas, o bien mezclarlo todo para obtener un estilo más ecléctico y espontáneo. Por otro lado, podemos optar por elegir flores y plantas muy diversas o bien elegir un par tipos concretos y conferir un aspecto especialmente pensado y característico al conjunto. Esto le dará un toque más sencillo a la par que elegante y minimalista a tu jardín interior.

    Entre las diferentes flores que pueden vestir tu jardín interior, existen algunas que lo llenarán especialmente de color y de vida. Así, puedes optar por las caléndulas, begonias o alegrías, si estás pensando en instalar flores.

    Si lo que quieres es un jardín menos floreado y más frondoso a la vista, puedes también plantar fotinias, un arbusto de hoja perenne que adquiere un color rojizo con la llegada del buen tiempo. Este tipo de planta es óptima para crear fondos visuales, además de la resistencia que presenta y la facilidad en su cuidado. El uso de enredaderas, como hemos mencionado, también es un recurso muy útil para conseguir un efecto frondoso, aunque sea como fondo.

    Si buscamos todo lo contrario, donde destaque la singularidad de cada pieza, los cactus son muy adecuados para este propósito, pues sus formas funcionan como tótems que pueblan el jardín de una forma original.

    Proyecto de interiorismo terraza piso en Sant Gervasi (Barcelona)

    Otro tipo de vegetación que puede darle un toque de lo más original a un jardín es el lino africano, una planta con las hojas alargadas que funciona muy bien para crear un punto de atención puntual en tu jardín.

    Si prefieres poner un poco más de verde en tu jardín, el boj y el bambú son dos opciones que no pueden faltar en tu terraza. Ambos te ayudarán a crear un fondo en el que puedes combinar otras especies de flores o plantas, además de que su gran volumen ayuda a tapar huecos y a dar la sensación de frondosidad en tu jardín.

    El diseño y montaje de un jardín puede resultar algo difícil al principio, pero se trata de definir el estilo que quieres conseguir y ponerse manos a la obra, eligiendo bien los elementos que quieras incluir y las flores y plantas que tendrán más presencia en tu jardín de interior. Con un jardín bien pensado, el mantenimiento se reduce consiguiendo un estado óptimo durante todo el año.

    En Coblonal Interiorismo imaginamos espacios y construimos ideas. Consulte nuestros servicios:

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies