999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Espacios de trabajo en casa

    Incorporar un espacio de trabajo en casa no es tarea fácil. Son muchos los elementos que hay que tener en cuenta a la hora de encontrar el lugar adecuado para instalar tu pequeña oficina.

    Antes de crear un espacio de trabajo en tu hogar deberás tener en cuenta factores como la comodidad, el bienestar y la eficiencia. Tu espacio de trabajo debe ser un lugar en el que te sientas cómodo o cómoda y que te permita trabajar tranquilamente y de forma eficaz.

    Asimismo, en la oficina que instales en tu casa, no solo debes pensar en incorporar un escritorio de trabajo, sino que también es importante que juegues con otros elementos como la luz, los colores y la decoración.

    Una vivienda compartida para estudiantes universitarios

    Consejos para crear un espacio de trabajo en casa

    1.- Busca el lugar adecuado

    En primer lugar, antes de empezar a montar los muebles y pensar en la decoración, deberás elegir el lugar en el que instalar tu espacio de trabajo. Este debería ser amplio y no obstruir el paso hacia otras partes de la casa.

    Asimismo, es importante pensar en los posibles ruidos y otras interferencias que puedan afectar a  tus momentos de trabajo. En este sentido, es recomendable que elijas un lugar un poco aislado o lejos de los espacios de la casa en los que pueda haber más ruido, como por ejemplo las zonas comunes.

    Si no cuentas con suficiente espacio, puedes integrar tu lugar de trabajo en otra estancia. Por ejemplo, el salón. Sin embargo, intenta delimitar bien el espacio y contar con los muebles suficientes para almacenar todo el material y poder mantener la estancia lo más ordenada posible.

    2.- Ten en cuenta la luz

    Del mismo modo, es recomendable pensar en la luminosidad del espacio. Tu lugar de trabajo debería tener la luz suficiente para que te puedas concentrar y sentir a gusto mientras trabajas. 

    Para las horas en las que no hay luz natural, deberías pensar en la instalación de luz artificial que ilumine suficiente, te ayude a concentrarte y no te proporcione dolores de cabeza.

    Es recomendable que utilices una luz focalizada en tu zona de trabajo, así como bombillas de bajo consumo, sobre todo si vas a pasar muchas horas trabajando.

    3.- Piensa bien en los colores, los muebles y la decoración

    Finalmente, una vez tengas elegido tu espacio de trabajo, empezarás a pensar en los colores, los muebles y los elementos decorativos que incorpores.

    Es importante que no lo sobrecargues demasiado, pues cuantos más elementos tengas para distraerte, más difícil será que te concentres. Del mismo modo, los colores juegan un papel muy importante en un espacio de trabajo, pues estos también contribuirán a favorecer tu concentración en el trabajo. Busca colores suaves y neutros a fin de no atraer tu atención.

    También puede interesarte:  Recibidor| Guía de ideas para una cálida bienvenida 

    En cuanto a los muebles, procura que estos sean lo más prácticos posible, y con posibilidades de almacenaje para que el inevitable desorden quede escondido o al menos limitado.

    Apartamento en Andorra

    Ideas para tu espacio de trabajo en casa

    Incluir un secreter

    Una de las mejores opciones a la hora de elegir tu escritorio de trabajo es la de incluir un secreter. Este tipo de muebles, además de ser muy singulares, pueden resultar muy prácticos. 

    Gracias a su carácter compacto, el secreter queda perfectamente integrado en cualquier parte de cualquier estancia de la casa, ofreciendo también una imagen más lineal y ordenada del espacio.

    Además, existen muchos estilos de secreter. Desde el más clásico hasta el más minimalista o moderno.

    Instalar un mobiliario multifuncional

    Si no cuentas con mucho espacio, puedes optar por instalar una oficina desmontable. Hoy en día existe mobiliario multifuncional desplegable.

    Sin embargo, ten en cuenta que esta opción solo es recomendable en el caso de que no cuentes con el suficiente espacio para instalar tu oficina o si no necesitas trabajar siempre desde casa. Pues puede resultar bastante incómodo optar por esta opción.

    Elige colores cálidos y una decoración sencilla

    Para conseguir convertir el espacio en un lugar acogedor, es importante que optes por aquellos colores, tanto en las paredes, como en el mobiliario y en la decoración, que te hagan sentir bien y te ayuden a concentrarte.

    Así, los colores cálidos y lineas simples, como las del estilo nórdico, ganan terreno en la definición de un estilo de decoración de un espacio de trabajo. 

    Por otro lado, puedes optar por algunos elementos decorativos como pueden ser alfombras, plantas o velas aromáticas, que te ayuden a convertir tu área de trabajo en un lugar más acogedor y agradable, al fin y al cabo se trata de tu pequeña oficina en el hogar.

    Interiorismo y decoración casa en Sagrada Familia (Barcelona)

    Nuestro estudio en Barcelona pretende ser el reverso de un espacio de trabajo en el hogar. Nuestro estudio está concebida como un Home-Office, donde el espacio de trabajo comparte múltiples elementos, texturas i ambientes habituales en el ámbito residencial.

    Si estáis interesados en crear vuestro espacio de trabajo en casa con nosotros, os animamos a contactarnos.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies