999081239
  • es
  • ca
  • en
  • Combinación de diferentes estilos en la decoración de interiores

    En decoración de interiores un estilo es una forma particular de decorar un espacio, siguiendo determinadas pautas, formas, composiciones, colores, arquitectura y mobiliario, relacionados normalmente con un contestos socio-cultural que les imprime características propias. En el pasado, el estilo se basaba en un conjunto de criterios estéticos que reflejaban los gustos y las tendencias de una época y de un lugar concreto, especialmente en las viviendas de las clases adineradas.

    Con la llegada de la Revolución Industrial y la fabricación en serie, los estilos se sucedieron con mayor frecuencia y de una manera menos evidente. Hoy en día, los estilos se encuentran en constante cambio, podemos encontrar múltiples reinterpretaciones de un mismo estilo y ya no responden a un lugar o cultura ni a una época en particular, por lo que no pueden ser definidos con tanta claridad. Los estilos han pasado a convertirse en influencias, en referencias, en puntos de partida que cada uno hace suyos y que adapta a su entorno, sus gustos y su personalidad. Así pues, en las viviendas actuales podemos encontrar una decoración cada vez más ecléctica, llena de mezclas y fusiones. Los estilos se combinan y se integran dentro de un todo, sin excluirse, adaptándose y asociándose para dar lugar a nuevos estilos decorativos como los que nuestros decoradores de Barcelona te traen a continuación.

    Estilo clásico

    Se basa en las pautas de decoración de las casas burguesas antiguas. Incluye materiales clásicos que ofrecen calidez y comodidad así como estampados, murales, plantas, cornisas, zócalos, adornos delicados y amplios cortinajes. Los colores que predominan en este estilo son los verdes, granates, marrones y rojos oscuros, y los motivos más habituales son las flores, los pájaros, las frutas y las rayas.

    Estilo oriental

    Se basa en la reinterpretación de lo exótico y personal de esta cultura milenaria. Los objetos, colores y diferentes elementos evocan en todo momento a la sabiduría, a la filosofía, a la estética y a las costumbres de esta cultura. Se mezclan distintos materiales como la madera, la piedra o el papel, se incorporan objetos místicos como inciensos, fuentes y velas y la naturaleza tiene un gran protagonismo, creando un equilibrio que se inspira en el balance de energías del yin y el yang.

    Minimalismo

    El minimalismo destaca por la extrema sencillez de sus formas, los ambientes diáfanos y despojados, las formas geométricas básicas, las líneas puras y los colores neutros. Todo ello con el objetivo de encontrar el equilibrio y la armonía en cada detalle de la decoración.

    Estilo loft

    La adaptación de locales industriales como vivienda, aprovechando los elementos arquitectónicos existentes, dio lugar a este nuevo estilo. Se trata de una decoración fría, de superficies limpias y duras y colores sólidos. Los materiales que predominan en este estilo es el plástico, la goma y el metal, y las formas son siempre geométricas puras y ángulos muy marcados. Se trata de un estilo tranquilo y neutro donde los espacios amplios y vacíos constituyen un elemento muy importante.

    Kitsch

    Se caracteriza por el predominio del color y las formas y el uso de elementos antiestéticos y chillones. Los tonos rosa chicle, azul cielo, rojo o verde manzana son muy habituales y las texturas son de lo más variadas: pieles sintéticas, alambre, plástico, cristal y papel. Además, podemos encontrar objetos tan originales como las lámparas de lava, los muebles de formas extrañas, accesorios disparatados y toda clase de elementos relacionados con el arte y este tipo de cultura. En definitiva, cualquier cosa que resulte llamativa y original.

    Estilo Zen

    El estilo Zen busca la armonía y el equilibrio a través de la sencillez. Materiales naturales, pocos elementos y presencia de fregancias. Se utilizan colores claros y tonos neutros. Los muebles presentan líneas muy simples y rectas que invitan al orden y, casi siempre, mantienen el color de la madera natural.

    Estilo rústico

    Llama la atención por la utilización de materiales nobles y naturales poco tratados, como el mimbre, la madera o la esterilla, que se aplican tanto en paredes y suelos como en objetos y utensilios. Los objetos de artesanía tienen un gran peso dentro de este estilo decorativo, pero también las telas duras en colores claros. Es un estilo muy versátil, ya que podemos encontrarlo creando ambientes sencillos o muy elegantes. Pero, eso sí, siempre evitando la saturación.

    Shabby Chic

    Este estilo se basa en la incorporación de muebles y objetos antiguos pero a los que se ha dado un toque más actual, por ejemplo desgastados o con pátinas, pero que no parezcan viejos. Podemos encontrar lámparas de arañas antiguas patinadas, con caireles y un aire romántico, muebles antiguos pintados, combinaciones de telas actuales y muebles modernos, cortinas con flores, tapizados de todo tipo, etc.

    Compartir:

    Share on FacebookPin on Pinterest
    instagram

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    Coblonal Arquitectura SL
    Arquitectura e interiorismo en Barcelona
    Ronda del General Mitre, 206 local 3 Barcelona, Barcelona 08006
    Phone: 93 218 09 99
    Coblonal Arquitectura SL
    Ronda del General Mitre, 206 local 3
    Barcelona, Barcelona 08006